BIZCOCHO DE NARANJA

En cuanto encontré esta receta la semana pasada, entró dentro de mis proyectos culinarios. Que, últimamente, tengo muchos pendientes de hacer y enseñaros el resultado. En verano no me apetece para nada poner el horno, hace demasiada calor en la cocina. Pero esta receta me gustó, me quedaba una naranja en el frutero, así que ayer lunes decidí hacerla. No es nada complicada, os lo aseguro. Además, no utilicé las varillas eléctricas, sólo las varillas manuales, como antaño.

En fin, me dejo de rollos y pasamos a preparar este bizcocho de naranja, que nos ha cautivado de lleno.

Ingredientes:                                                                                                                     

  • 3 huevos tamaño L
  • 1 naranja
  • 200 grs harina (un vaso y tres cuartos)
  • 175 grs azúcar (tres cuartos de un vaso de 250 ml)
  • Medio sobre de levadura tipo Royal
  • 2 yogures naturales (utilicé yogur griego azucarado)
  • Ralladura de piel de naranja
  • Media cucharadita de aroma de vainilla
  • 5 cucharadas de aceite de girasol
  • Una pizca de sal

Para el almíbar:

  • 4 cucharadas de zumo de naranja
  • 4 cucharadas de azúcar

Elaboración:

Mientras estemos preparando la masa de nuestro bizcocho, nuestro horno estará precalentándose a 180ºC.

Cogeremos un bol grande e iremos incorporando la harina tamizada, el azúcar, la levadura química tamizada y la sal. Lo mezclaremos todo con una cuchara o tenedor y haremos un hueco en medio.

En otro cuenco más pequeño, batiremos los tres huevos junto a los yogures, el aceite de girasol, el aroma de vainilla y la ralladura de naranja. Yo utilicé unas varillas manuales y no quedo ni un grumo, todo muy bien mezclado.  

La mezcla anterior la añadiremos a nuestro bol inicial, donde están los ingredientes secos. Poco a poco, sin movimientos bruscos, usando las varillas. Conseguiremos una mezcla homogénea y sin grumos.

Ahora llega el momento de untar la base del molde con mantequilla y un poco de harina, para que nuestro bizcocho no se nos pegue.

Horneamos nuestra mezcla a 180ºC durante unos 45 minutos en la bandeja central de nuestro horno, con calor arriba y abajo.

Lo suelo decir siempre, los tiempos de cocción variarán en función de cada horno. Así cuando pasen los 45 minutos para saber si nuestro bizcocho está hecho o no, cogemos un cuchillo de untar y pinchamos en el centro. Si sale limpio, está hecho; si no, tendremos que dejarlo unos 10 minutos más.

Ahora llega la hora de desmoldar nuestro bizcocho para colocarlo en su plato correspondiente. Mientras se enfría un poco, es el momento de hacer el almíbar.

Cogemos un cazo pequeño y ponemos a calentar el zumo de naranja con el azúcar. Cuando empiece a hervir, lo dejamos 5 minutos removiendo sin cesar para que el azúcar se disuelva y se espese un poco.

Pincharemos nuestro bizcocho con un palillo varias veces y distribuiremos por encima el almíbar con ayuda de un pincel, dejando que penetre en los agujeros. Como me sobró un poquito se lo extendí todo por arriba y quedó delicioso. Viene a parecerse a la cobertura de un donuts pero no con tanta azúcar.

¡Y llegó el momento de disfrutarlo con una buena taza de café o té!

BIZCOCHO DE NARANJA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s